martes, 14 de diciembre de 2010

Abastecimiento De Agua en Tlajomulco
PRESENTACIÓN
En los últimos años, Tlajomulco de Zúñiga se ha convertido en uno de los municipios con mayor crecimiento poblacional en todo el país. Las nuevas generaciones de colonias jaliscienses como “la Jalisco”, “Miravalle”, “la consti”, entre otras similares, fueron concentradas en las decenas de nuevos fraccionamientos como Hacienda Santa Fe, Villas de la Hacienda, Valle Dorado y Chulavista, cuyos atractivos (y engañosos) precios, sedujeron a las jóvenes familias, quienes estaban en busca de casa propia.
Al parecer, no se tuvo contemplado la cantidad de personas que se mudarían para allá, pues conforme ha pasado el tiempo han surgido todo tipo de problemas técnicos en los fraccionamientos como el diseño de las calles y avenidas, en donde siempre se causan embotellamientos viales que duran hasta horas para que los automovilistas avancen apenas unos metros. Otro problema es el transporte urbano, el cual es muy deficiente y lento. Por ejemplo una persona que va al centro de Guadalajara, tiene que salir 2 horas antes para llegar a tiempo a su destino, eso sí tiene suerte de que el transporte no venga llano hasta el tope y ya no lo pueda abordar.
Sin embargo, el problema más grande es la distribución del agua…
UBICACIÓN
Los mencionados fraccionamientos se ubican al norte de Tlajomulco y al sur de Tlaquepaque. Siguiendo por periférico sur, a la altura de Toluquilla, se entra a la avenida  Adolf B. Horn y se sigue todo derecho hasta Avenida Concepción del valle; allí comienzan todos los fraccionamientos.

PROBLEMÁTICA
Para empezar, hay que mencionar a las personas involucradas en todo este embrollo. El principal responsable, es el ex gobernador Antonio Tatengo, quién vendió los terrenos y dio permiso a las constructoras sin analizar el tipo de suelo muy flojo y propenso a inundaciones. Después están las constructoras de tales fraccionamientos que son principalmente Homex y Casas Geo. El SIAPA sería un elemento indispensable, pero por extraño que parezca toda la zona no entra en las redes de tuberías de tal organización, por lo que el SIAPA  no tiene mucho que ver aquí.

En cuanto al ayuntamiento actual, hay que empezar por el encargado general de todo el municipio: Enrique Alfaro Ramírez, el director general de servicios públicos es Víctor Ravelero, el director general de agua potable y alcantarillado es Leopoldo Vidrio Gálvez, jefe de departamento gestión de cuenca es Enrique García Becerra, jefe de departamento es Zaira Belén Castañeda Sánchez y el director técnico es  Manuel Ramiro García Valdez. Ellos principales responsables actuales del alcantarillado y drenaje de Tlajomulco.
ANÁLISIS
La población de Tlajomulco en general sufre por un mal funcionamiento del drenaje pues hay fugas de agua en las calles (de agua potable y aguas negras), cortes inesperados que duran desde un día hasta una semana y lo peor viene cuando es temporada de lluvias porque las bocas de tormentas son insuficientes y defectuosas lo que provoca que haya inundaciones y los residentes pierdes sus posesiones materiales.
La razón de esto se debe a que antes de que se construyeran los fraccionamientos estos terrenos eran conocidos como la cuenca “del ahogado” ya que antes era precisamente eso; un lago que con el tiempo se secó y quedo la tierra suelta y arenosa, a eso se debe la inestabilidad de suelo. Ahora que el agua de lluvia se convierte en agua sucia por la contaminación de la población y se distribuye a las tierras aledañas aún vírgenes, como era antes, solo que ahora perjudica en vez de beneficiar, enfermando a la poca flora y fauna que sobrevive pro ahí.
Esto también perjudica la economía de la sociedad local, ya que cuando cortan el servicio inesperadamente, las actividades de económicas que utilizan el recurso se detienen hasta que regrese. Un ejemplo de esto son los expendios de agua purificada. Además de las actividades de aseo de cada familia.
Hay veces que llega a durar tanto el corte que se ve a personas en las azoteas “robando” el agua de los tinacos de los vecinos. Normalmente no hay problema cuando las casas vecinas están vacías, pero si están ocupadas, llegan a ocurrir disputas que alteran el orden público.
Lamentablemente esta situación no cambia la educación de los habitantes, quienes desperdician el agua a litros cuando si hay. Por ejemplo cuando se ponen a regar la calle y el pavimento. Esto se debe principalmente a que los residentes no pagan el servicio según su consumo, sino solo pagan $50 al mes ya que, como se menciono anteriormente, el SIAPA no tiene control total de la zona, por lo que las casas no tienen medidor.



CONCLUSIÓN
Han surgido proyectos de parte del ayuntamiento para mejorar y ajustar el sistema de drenaje y alcantarillado. Pero hasta ahora no existe una solución concreta para este problema. En cambio el presidente municipal se encarga de hacer comerciales populistas con slogans de superación. Mientras tanto, el agua de Tlajomulco continúa desperdiciándose y la situación se torna cada vez más difícil.
Por el momento solo se puede aprender de todo esto para que no vuelva a suceder, pues no solo es el agua, también es la estructura urbana, el transporte público y la concentración poblacional.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal